Recomendaciones en los procesos sociales y de pastoral ante la grave crisis socio-política y económica que experimentamos hoy en Nicaragua

A las iglesias evangélicas y organizaciones diaconales y  de educación

Saludamos en nombre de Cristo a las y los Pastores, Diaconas y Diáconos, Maestros y Maestras de Biblia, Evangelistas, Consejeros y Consejeras Pastorales de la Iglesias Evangélicas de nuestro país, deseándoles que la Gracia del Señor sean en sus ministerios al servicio de sus Iglesias y del pueblo nicaragüense. Como todos lo podemos constatar, estamos sufriendo el dolor por la muerte de 220 personas, la mayoría jóvenes, según los Organismos de DDHH, más de 2000 heridos, detenidos ilegalmente y desaparecidos, cuyo responsable principal es el Gobierno y sus fuerzas policiales. Por lo tanto, exhortamos al Gobierno del Presidente Ortega ordenar el cese de la represión, y se profundice en el espíritu del Diálogo Nacional hacia una negociación para una salida pacífica,  ordenada y democrática en el marco de la Constitución. Nuestra misión es la búsqueda de la construcción de la paz con justicia,  la democratización en el Estado y la Sociedad, la reconstrucción del país, y la convivencia de todos los sectores de la nación.

Como Iglesias Evangélicas deseamos profundizar nuestras contribuciones frente a la actual crisis, por lo que entre las principales recomendaciones al Magisterio de nuestras Iglesias, proponemos seguir los siguientes lineamientos pastorales:

  • Que continuemos solidarizándonos con las víctimas de la represión. Las victimas necesitan de compañía, amor, consolación, oraciones de sanación, animación y esperanza.
  • Que continuemos apoyando a las madres, padres y familias que han perdido a sus seres queridos. La consolación pastoral es vital para las familias en duelo. Nuestras estudiantes de teología, psicología y medicina están vinculados a estos procesos.
  • Que continuemos haciendo aportes en alimentos, medicina, agua potable, ropa en buen estado, recursos económicos, a familias que se han empobrecido y pasan dificultades en la presente crisis, así como alimentos y medicinas a la juventud y pobladores, y campesinos en necesidad. La Diaconía es fundamental ante las necesidades humanas.
  • Que continuemos en solidaridad con los organismos de Derechos Humanos nacionales e internacionales para una integral investigación de las muertes ocurridas afín que se haga justicia a los responsables de estas muertes. Nuestros estudiantes y docentes del Derecho están vinculados a este proceso.
  • Que continuemos formulando recomendaciones que coadyuven a la Mesa del Diálogo Nacional a avanzar en los Acuerdos de ambas partes para una salida pacífica, ordenada y democrática, conforme a la Constitución.
  • Que continuemos en ayuno y oración para el cese de la violencia, la construcción de la paz con justicia, la administración de proyectos al servicio del pueblo, la reparación de daños a las familias sufridas por la pérdida de sus seres queridos.
  • Continuemos preparándonos para el proceso del perdón, la reconciliación y la unidad nacional para la reconstrucción integral de nuestra sociedad.

Somos en el país 20 mil congregaciones evangélicas locales, de 100 miembros cada una, como promedio, desafiadas a consolidar la unidad, la comunión y el desarrollo de los ministerios bajo la dirección del Espíritu Santo. Que la Gracia de Dios sea con todo el pueblo de Nicaragua, especialmente con los que sufren, con las familias que han perdido a sus seres queridos, los miles de heridos, y las familias más necesitadas.

Managua 20 de Junio del 2018

Universidad Evangélica Nicaragüense Martin Luther King, Jr / Dr. Benjamín Cortés Marchena y Centro InterEclesial de Estudios Teológicos y Sociales (CIEETS)/ Msc. Jairo Arce Mairena.

 

Dejar un comentario

Contáctanos

Déjanos un mensaje nosotros te contactaremos

Not readable? Change text. captcha txt